Buscar
12:26h. Viernes, 17 de Agosto de 2018

DE NECIOS Y SORDOS

"Pasando al fondo que hay lugar" (por Mauricio Silvera)

Desde que comenzamos con la aventura de este Sitio Web, el tema del transporte público ha estado en la opinión pública. Últimamente se ven por fin enfoques basados en las necesidades de sus usuarios y usuarias, y no solo desde las empresas y su rentabilidad. Ya desde la pasada campaña política a las elecciones Departamentales y Municipales, los distintos candidatos coincidían en el diagnóstico y propusieron varias soluciones (algunas que ya se sabían vacías de contenido y otras innovadoras).

¿Qué ha pasado? Que temas como la aparición de UBER, que repercute directamente en “el negocio” presionaron para, que ahora sí, se tomen las medidas que se venían pidiendo hace años (quitar la mampara de los taxis y el efectivo de las unidades, más lugares para recargar la tarjeta STM, control efectivo de horarios y calidad del servicio, etc.).

¿No alcanzaba con lo que los usuarios y usuarias manifestaban a diario por todos los medios a su alcance? No, solo cuando se toca el bolsillo se acuerdan de que son empresas de servicio público. Y los políticos no se han quedado atrás: poco importa si la radio está a alto o bajo volumen cuando se viaja como ganado en horas pico (y para eso ya adelantaron que no habrá soluciones porque “encarece al sistema”). Tampoco el precio de los pasajes (¿a usted le hicieron alguna encuesta para preguntarle sobre el tema? A mí tampoco…).

Y me salgo del tema del transporte público y me voy a las empresas de cualquier clase en este país (privadas o públicas). ¿Cuántas trabajan pensando en su clientela? ¿O piensan más en cómo obtener más y más rentabilidad? “A toda empresa, más tarde o más temprano le llega su UBER” leí por ahí en un artículo. Y concuerdo totalmente, al igual que otro que decía que las empresas en Uruguay no están pensando en enfocarse en sus usuarios y usuarias, y después pasan las cosas que pasan.

Con la llegada de las redes sociales, se han multiplicado los canales para que un usuario o una usuaria desconforme con una empresa se exprese y esa queja llega a miles y miles de potenciales clientes de la misma. Si una empresa no sabe escuchar todo eso e implementa cambios, muy poco futuro le veo (aunque sea monopólica como ya lo estamos viendo).

Los consumidores y consumidoras vamos a seguir expresándonos y lo vamos a hacer cada vez más fuerte. Es un proceso que no tiene marcha atrás y es a nivel mundial. Exigimos calidad por lo que pagamos y respuesta rápida y justa ante cualquier problema. Queremos empresas que no sean sordas… y mucho menos necias…

Aprovecho estas líneas finales para dejar un mensaje en estas Fiestas que ya están comenzando. Agradecer el enorme apoyo y difusión que nos han dado durante este año ustedes, las empresas, movimientos sociales y anunciantes. Muy especialmente a la familia y amigos, que han soportado las horas que lleva este emprendimiento.

Cuando lo planificamos, pensamos al 2015 como un año de seguir creciendo y dándonos a conocer. Creemos que el objetivo fue logrado, pudiendo participar en varios eventos y ampliando los contactos y redes. Nos hemos hecho un lugarcito en la discusión y ha sido un logro de todos y todas.

Hemos recibido apoyos inesperados y también algunas zancadillas. Todo ha servido para aprender y seguir mejorando. Terminamos el año consolidados, incorporando un portal de noticias y un ciclo de entrevistas exclusivas. Mucho trabajo hay por delante todavía, pero las ganas están intactas y el compromiso por lograr relaciones de consumo y servicios mejores, más firme que nunca.

Me bajo en la que viene, Felices Fiestas, nos vemos en el siguiente viaje.