Buscar
15:48h. Domingo, 16 de Diciembre de 2018

¡ASÍ NO!

"Pasando al fondo que hay lugar" (por Mauricio Silvera)

En mi artículo anterior, hablaba de la situación del transporte público y cómo muchas veces lo "cooperativo" reparte ganancias y no responsabiliza a nadie por las pérdidas. Con el pasar de los días, a través de la prensa y las redes sociales, se han visto, leído y escuchado manifestaciones de los diversos actores, que me dejan muy preocupado.

Pareciera que lo único que importa es "salvarme yo" sin importar lo que le pase a los demás (o a los usuarios del servicio público que brindo). Lo importante es mantener el "statu quo", aumentándole la rentabilidad si se puede (y si hay que subir tarifas, lo hacemos, total nadie se queja ¿?).

Compañerismo, solidaridad, empatía... ¿se olvidan algunos de estas palabras cuando aparece "Don Dinero"? Realizando acusaciones entre los propios "compañeros" (no voy a repetir expresiones que me parecen muy lamentables), no ayudan a buscar las soluciones de fondo. Soluciones que son no solo para ellos, sino también para los usuarios y usuarias del sistema.

La frase "el transporte público no es rentable, necesito subsidios o subas de tarifas", repetido tantas veces como un mantra, se está cayendo a pedazos ante las evidencias. Plata hay y mucha, por eso esos ataques tan furibundos, esas defensas corporativas, esos apetitos ante la desgracia del otro y la posibilidad de quedarme con una porción más grande de la torta...

Asco me da... no me sale otra palabra.

¿Y las autoridades? Como el mejor de los toreros, evitan agarrar al toro por las astas y lo dejan pasar mientras nos dan muy políticas declaraciones, para que parezca que se están ocupando... ¡Acá se prometieron cambios, se prometió ir hasta el hueso, se dijo que se acababan los privilegios, que el centro volvían a ser los usuarios y las usuarias! Bla, bla, bla, bla, bla... 

¿Luego de toda esta batalla, qué quedará en pie? ¿Habrá un ganador? Si el ganador no son los usuarios y las usuarias, estaremos ante un fracaso estrepitoso. Dicen que toda crisis viene precedida de un período turbulento... ojalá sea lo que estamos viviendo en estos días, ojalá...

Desde ya pido disculpas si mis palabras son duras, pero espero que entiendan que no juzgo a las personas, sino a sus actitudes.

Reitero lo dicho en anteriores articulos: hasta que todos y todas no seamos convocados a un debate serio y sincero sobre la movilidad en el área metropolitana, olvídense de cambios de verdad, de medidas que beneficien a todos y a todas y no a los mismos de siempre.

Me bajo en la que viene, nos vemos en el siguiente viaje.