Buscar
12:27h. Viernes, 17 de Agosto de 2018

PORTAL DE AMÉRICA, DIARIO EL OBSERVADOR, DIARIO EL PAÍS, MONTEVIDEO PORTAL, INTENDENCIA DE MONTEVIDEO, TELEMUNDO 12, SEMANARIO VOCES

TAXI VS UBER: a todo o nada

Se radicalizan las posiciones, surgen hechos de violencia y hasta hay detenidos y procesados. Se corta parte de la ciudad una y otra vez y no pasa nada. El taxi se defiende, UBER se defiende. ¿Quién defiende a los usuarios y las usuarias? ¿De quién es la culpa? ¿De la "familia del taxi" o de la lentitud de las autoridades para tomar una decisión firme? 

 

Montevideo, 6 de Mayo de 2016.-

VISTO: la petición presentada por el Centro de Automóviles con Taxímetro del Uruguay (CPATU) solicitando en primera instancia se controle y fiscalice que no se realice la prestación de la actividad ilícita de transporte remunerado de pasajeros por la empresa Uber Technologies Uruguay S.A. y sus socios y/o empleados y en su caso sancione y prohíba dicha prestación en caso de ser detectada y, en segunda instancia, se informe a la URSEC imponiendo la interrupción de la conectividad de Uber Technologies Uruguay S.A.;

RESULTANDO: 1o.) que la Unidad Asesoría expresa que en cuanto a lo solicitado en primera instancia, corresponde concluir que en Montevideo ya existe normativa concreta (Art. D.677 del Volumen V del Digesto Departamental) que prevé lo que el peticionante solicita, o sea, la prohibición de realizar la actividad sin cumplir las normas vigentes y una consecuencia jurídica para las infracciones a esta norma, esto es, sanciones económicas al propietario del vehículo (Art. 2 del Decreto No. 25.858);
2o.) que en cuanto a lo solicitado en segunda instancia, su objeto exhorbita las competencias propias de esta Intendencia, ya que por un lado su mera utilización no contraviene ninguna disposición departamental y, por otro, de hacerlo, se estaría interrumpiendo la conectividad en todo el territorio nacional y no solamente el de Montevideo;
3o.) que por lo expuesto la Unidad Asesoría propicia el dictado de resolución por la cual no se haga lugar a la petición presentada;

CONSIDERANDO: que el 8/4/16 la División Asesoría Jurídica remite las actuaciones para su consideración;

EL INTENDENTE DE MONTEVIDEO RESUELVE:

1. No hacer lugar a la petición presentada por el Centro de Automóviles con Taxímetro del Uruguay (CPATU).-
2. Pase al Departamento de Movilidad para notificar al interesado y demás efectos.-

ING. DANIEL MARTINEZ, Intendente de Montevideo.-

FERNANDO NOPITSCH, Secretario General.-

 

 

 


IM rechaza pedido de taxistas de fiscalizar a UBER

La intendencia de Montevideo desestimó una petición realizada por el Centro de Propietarios de Automóviles con Taxímetro del Uruguay (CPATU) en la que se pedía que se controle y fiscalice a Uber, y que se informe a la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec) para la interrupción de la conectividad de la multinacional. Según la intendencia, el solo uso de la aplicación no infringe ninguna norma.

La comuna argumenta, en una resolución del departamento de Asesoría Jurídica a la que accedió El Observador, que no se hace lugar al primer pedido de los taxistas, es decir, a que la intendencia haga un control de "la prestación de la actividad ilícita de transporte remunerado de pasajeros por la empresa Uber y sus socios o empleados, y se sancione y prohíba dicha prestación", debido a que eso ya está establecido en la normativa municipal.

"En Montevideo existe normativa concreta que prevé lo que el peticionarte solicita", dice la resolución fechada el 6 de mayo. Se trata del artículo 677 del digesto municipal, que prohíbe que particulares o empresas transporten pasajeros a cambio de una retribución si el vehículo no está autorizado por la división de Tránsito y Transporte de la intendencia.

Hasta unas semanas atrás, la comuna preveía para ello una sanción de 35 unidades reajustables, unos $31.605, además de la retención de las chapas de matrícula hasta que se pagara la multa. Si se reincidía en la infracción, en una segunda instancia se aplicaba la multa inicial más 50%, es decir unos $47.400. Sin embargo, a pedido del intendente, Daniel Martínez, las penas fueron aumentadas al doble (70 UR).

Bloqueo

Los taxistas pedían además que en caso de que se detectara a vehículos que transportaran pasajeros de forma ilícita, se procediera a solicitar el bloqueo de la aplicación.

La intendencia asegura, sin embargo, que el pedido de informar a la Ursec y pedir la interrupción de la aplicación "exorbita las competencias" de la intendencia. Según se aclara, la sola utilización de la aplicación "no contraviene ninguna disposición departamental". Además, en caso de bloquear a Uber, se estaría interrumpiendo la conectividad en todo el país y no solo en Montevideo, agrega.

El intendente de Montevideo afirmó a mediados de mayo que la comuna está trabajando en conjunto con la comisión de Diputados que analiza la llegada de la aplicación y la normativa impulsada por el gobierno para intentar regular las acciones de la multinacional.

"Se habló tanto con la bancada del Frente Amplio como con (el nacionalista, Rodrigo) Goñi; hay una propuesta de hacer varios cambios para que la ley salga rápido, lo que nos habilite a bloquear la frecuencia, y si cambian la frecuencia al toque bloquear la frecuencia que tengan", dijo entonces Martínez, quien advirtió que se realizará un bloqueo de la aplicación siempre y cuando la normativa habilite a hacerlo.


UNOTT reclama que la Intendencia prohíba a Uber y anuncia movilizaciones


Acerca de UBER

Me llamó la atención un artículo de opinión referido a UBER, publicado en “VOCES” del 21 de abril. El objetivo del autor es oponerse al proyecto de regulación de “aplicaciones electrónicas” de este tipo. Toda la fundamentación (y defensa de UBER de paso) se basa en la defensa de las innovaciones. Me resulta interesante ver la base ideológica de esa defensa. Voy a citar algunos de los párrafos y comentarlos.

“Más allá de las objeciones, el servicio consiguió adeptos y usuarios y se viene desarrollando sin mayores inconvenientes, aunque en un vacío legal o por lo menos regulatorio” Hasta donde yo sé, el tal vacío no existe. Al menos en Montevideo, hay normas para brindar servicios de pasajeros que, para el caso de vehículos tipo taxi (o remise), incluye concesión de servicio, chapa, etc. Lo que se defiende por el autor es que, como algo funciona, no importa que viole leyes o reglamentaciones. Es cierto que las leyes o reglamentaciones pueden cambiarse, pero si se hace a partir de hechos consumados, la nueva regla va a dar ventaja a quien consumó el hecho, en este caso, una multinacional poderosa. Con el mismo criterio, los militares elaboraron una serie de “actas” y “decretos” una vez que de hecho habían volteado al gobierno. 

“Somos un país pequeño, que no tiene otra alternativa que la apertura y la conexión con el mundo. Tenemos que ser amigables con la innovación para estar en el mapa” Hay formas y formas de “abrirse al mundo”. Los TLC son una, por ejemplo. Una cosa es integrarse con iguales y otra abrirse de brazos ante los tiburones. La mentalidad de que es inevitable abrirse al mundo va de la mano con postergar una política de la mayor autonomía productiva posible, para hacerle el juego al capital comercial y financiero que es el que está detrás de la mayoría de las tecnologías “innovadoras”. 

“El Estado tiene derecho a cobrar impuestos a los negocios... es relativamente fácil: habrá que cobrarle impuestos a Uber... por su intermediación y a los choferes o propietarios por el servicio... resultaría totalmente desproporcionado bloquear toda la cuenta de Uber para que el Estado pueda cobrar sus impuestos.” Parece ser que el problema se reduce a la facilidad o no de recaudar. En realidad el Estado no solo tiene derecho, tiene obligación de recaudar para implementar políticas públicas, pero eso es otro tema. Ya habría que haber bloqueado la cuenta, no para recaudar, sino para cortar con su ilegalidad. 

“La experiencia internacional con el comercio electrónico indica que no se puede encajar en los moldes existentes la nueva economía” Esto es absolutamente cierto: ¡no se puede encajar en los moldes existentes de soberanía nacional la nueva economía globalizada! Entonces, ¿qué hacemos?; ¿renunciamos a la soberanía o nos cerramos a los avances tecnológicos? Atrás de estos conceptos está la idea (no ingenua, sino apoyada por intereses concretos) de que el avance tecnológico siempre es bueno, lo que va de la mano de pensar que ciencia y tecnología son “neutras”. ¿Hay que aceptar cualquier innovación tecnológica, sin importar cuánto puede afectar un proyecto soberano de país?

“Nos arriesgamos a ‘tirar el niño con el agua turbia’ liquidando la innovación... Todos los sectores tienen mucho para mejorar y necesitan de estos sacudones, por el bien de los clientes que somos todos” Yo diría que lo que hay en el agua turbia no es un niño, sino tremendo tiburón, pero al margen de eso, ¿será que los clientes somos todos?, ¿o más bien es un servicio para determinada clientela, los que disponen de tarjeta internacional, los que se alojan en hoteles de alto rango que trabajan directamente con UBER? Resulta entonces que cuando vienen los poderosos a imponer sus negocios, no importa que violen normas. Siempre habrá dinero e influencia para pagar o eludir multas, o conseguir tolerancia de algún jerarca o convencer algún periodista para que reclame el cambio de normas.

Es claro que no pretendo con esto defender el sistema actual de regulación del transporte, el casi monopolio de la “familia del taxi”, la mala calidad del transporte colectivo, en fin toda la situación existente que termina favoreciendo el transporte individual o permitiendo que este tipo de innovaciones se abran paso. Lo que me preocupa es llamar la atención sobre ciertos conceptos que se hacen pasar por evidentes y que no son más que expresiones de una ideología que termina profundizando la explotación y la dependencia.


Patronal del taxi presentará demanda contra la IMM por UBER

La Gremial Única de Taxi decidió anoche presentar una demanda judicial contra la Intendencia Municipal de Montevideo por considerar que no está controlando el avance de la aplicación Uber.

Unos 350 socios se reunieron en asamblea en el Centro de Protección de Choferes de Montevideo donde votaron por unanimidad presentar una denuncia civil contra la comuna. Según informaron a El Observador participantes de la reunión, el motivo de la decisión se debe a que entienden invirtieron en un mercado cerrado y regulado de transporte, y que la comuna no está cumpliendo con ese aspecto.

Consultado por El Observador, el secretario general de la gremial Javier Fardín, confirmó la votación de la asamblea y señaló que, si bien tomarán acciones legales contra la comuna, aún no está definido si se hará en el ámbito civil o en el penal.

Los propietarios de taxis pidieron a la intendencia que se cortara la señal de la aplicación, como se ha realizado en otros países, pero estaban disconformes porque la comuna no lo había hecho.

El intendente Daniel Martínez dijo a El Observador que si bien no estaban al tanto de la demanda que planea presentar la gremial, en la administración están "tranquilos" de que están trabajando en el tema. Martínez indicó que habló con el presidente de la Gremial Única del Taxi, Óscar Dourado, y que le explicó que la comuna no tiene potestad para tomar una decisión de ese tipo.

"Estamos fiscalizando", agregó el intendente, en referencia a los controles que realiza el gobierno departamental para detectar conductores de Uber trabajando en la ciudad.

En tanto, esta es la segunda vez que la gremial recurre a la Justicia por la llegada de la aplicación Uber. En febrero presentó una denuncia penal contra la empresa extranjera por desacato de la normativa.

Uno de los conductores de la patronal fue procesado sin prisión días atrás por un delito de justicia por mano propia al increpar a un conductor de Uber por trabajar sin regulación. La abogada penal de la gremial, Silvia Cuello, dijo a El Observador que este miércoles la patronal apeló el fallo de la jueza Blanca Rieiro.

Según Cuello, desde noviembre la gremial ha perdido un 30% de ingresos a raíz del desembarco de la aplicación, por lo que los permisarios están pensando en enviar trabajadores al seguro de desempleo.


Comunicado de la IM sobre la acción de UBER y los reclamos de los taxistas

La IM rechaza el funcionamiento de la empresa Uber por fuera del orden jurídico departamental y nacional. Además declara su voluntad para buscar una solución en el marco del respeto, por lo que queda a disposición del Poder Legislativo para aportar a la elaboración de una ley que regule aplicaciones informáticas que brinden servicios de transporte público.

La empresa continúa actuando por fuera de la normativa y no ha demostrado voluntad de diálogo con previa suspensión del servicio. Si bien utiliza una aplicación, esta deriva en un servicio de transporte de pasajeros que tiene regulación específica. Por tal razón, rechazamos la continuidad de la actuación de la empresa por fuera de los ordenamientos jurídicos departamentales y nacionales.

Debido a hechos de pública notoriedad, la Intendencia de Montevideo está en procura de individualizar al conductor que habría admitido trabajar para Uber para iniciar el proceso sancionatorio que corresponda.

Es preocupación de la Intendencia solucionar la situación instalada desde que comenzó a operar la empresa Uber. Con relación a los cuestionamientos planteados por la Gremial Única del Taxi, aclaramos que corresponden a diferentes organismos que no integran la órbita del gobierno departamental. La voluntad de diálogo y de avanzar en la mejor solución para el trabajo y los usuarios de los servicios de transporte público siempre tiene que ser en un marco de respeto, evitando situaciónes que puedan derivar en lesiones a los derechos de los involucrados.

La Intendencia de Montevideo, en el entendido de que la empresa Uber lesiona diferentes aspectos de las normativas departamentales y nacionales, trasladó oportunamente el tema al Congreso de Intendentes. También se han realizado gestiones con el gobierno nacional para tener un abordaje global. Actualmente se encuentra en el Parlamento Nacional una iniciativa legislativa de regulación de las aplicaciones y como Intendencia estamos a disposición del Poder Legislativo para brindar los aportes que sean requeridos.


Dourado sostuvo que chofer de Uber “transgredió todas las normas”

La Patronal del Taxi reclama a la Intendencia de Montevideo que fiscalice a los vehículos de Uber y defendió la actitud del taxista procesado sin prisión por haber increpado a un chofer de esa aplicación de celulares.

Para la gremial, Uber y sus choferes están robándole recursos al Estado. Dicen que no están de acuerdo en hacer justicia por mano propia -el delito que se le tipificó al taxista fue ese mismo-, pero defienden al trabajador porque según ellos no rompió la ley.

“Entendemos que la justicia la tiene que impartir el gobierno departamental y el gobierno nacional, y tienen que ser quienes equilibren la balanza”, afirmó el presidente de la Patronal, Óscar Dourado. “Si hay normas, el gobierno departamental tiene que fiscalizar”.

Dourado dijo que el chofer de Uber estaba realizando una actividad informal y era un hombre jubilado con un auto empadronado en Colonia, mientras que el taxista cumplía con todas las normas.


Daniel Martínez anunció licencias para 200 taxis nuevos

El intendente de Montevideo Daniel Martínez anunció que llamará a licitación para 200 chapas nuevas de taxis, en medio del enfrentamiento entre la Gremial Única del Taxi y la empresa Uber.

Martínez dijo este miércoles, en declaraciones recogidas por Subrayado, que la comuna abrirá un llamado para 200 nuevos taxis, de los cuales 20 seán eléctricos.

Consultado sobre los controles a Uber, reiteró que la "fiscalización es compleja" y reiteró que actualmente "no hay herramientas legales" para cortar la señal de la empresa, tal como reclaman los propietarios de taxis.

El intendente descartó que la comuna pueda utilizar la aplicación para "llamar" coches de Uber y multarlos, dado que sería "inducir al delito", algo que es ilegal.

De todos modos, remarcó que taxistas y remises "sufren competencia desleal" por parte de Uber.


Nueva marcha del taxi en 18 tras el procesamiento sin prisión de chofer

Tras confirmarse el procesamiento sin prisión del taxista que mantuvo un nuevo incidente con Uber, trabajadores del sector se movilizaron nuevamente frente a la Intendencia de Montevideo, afectando el tránsito por la principal avenida de Montevideo en dirección al Obelisco.

Proc 27-04-16 Justiciamanopropia-uber DraRieiro Difusion 20160427 0001 by ElPaisUy

Si no puede ver el documento haga click aquí

Esta tarde la fiscal Gabriela Fossati pidió el procesamiento por el delito de justicia por mano propia para un taxista que, junto a otros, emboscaron a un chofer de Uber en la madrugada del martes, según indica El Observador.

Fossati consideró que "hay pruebas más que suficientes" para el procesamiento. La jueza Blanca Riero lo procesó sin prisión por el delito de justicia por mano propia.

La pena es una multa de entre 20 y 800 UR (entre $18.000 y $720.000).

Los hechos

Los hechos ocurrieron en la madrugada del lunes. El taxista a la postre detenido vio cómo un conductor de Uber levantaba a una pasajera que había solicitado el servicio cerca del Hotel Radisson de la Plaza Independencia.

Con su taxi, lo siguió hasta Carrasco y lo interceptó. De acuerdo con la denuncia, en varias oportunidades durante el trayecto intentó bloquearle el camino. Ya en Carrasco, llegaron otros taxistas convocados que se sumaron a la acción contra el conductor de Uber.

Tanto el chofer de la empresa como la pasajera grabaron la situación con sus celulares y luego hicieron la denuncia por violencia privada y privación de libertad.

El taxista fue detenido la noche del lunes y pasó la noche en la seccional policial, hasta que compareció el martes ante la Justicia Penal.

La fiscal Gabriela Fosatti pidió las filmaciones de las cámaras de seguridad de la zona en donde se produjo el incidente, En las filmaciones de la pasajera y el conductor de Uber, "se ve que la persona quería retirarse y esta persona (el taxista) le decía que no, que se quedara quieto y le obstaculizaba el paso", dijo Fossati a El Observador.

Desde la mañana del martes, la Gremial Única del Taxi (patronal) se movilizó en las calles del Centro para apoyar al taxista que, según un comunicado de la gremial, fue detenido por "defender sus derechos ante el atropello, prepotencia y robo al trabajo de esta aplicación extranjera e ilegal".

Decenas de taxis afectaron el tránsito cerca de los juzgados de la calle Bartolomé Mitre, al costado del Teatro Solís, exigiendo la liberación del detenido. Luego se desplegaron en la esquina de 18 de Julio y Andes, y más tarde recibieron por GPS un mensaje para marchar hacia la Intendencia.


Fiscal pidió procesar a taxista por delito de "justicia por mano propia"

La jueza Blanca Rieiro procesó sin prisión por el delito de justicia por mano propia al taxista que persiguió el pasado lunes a un chofer de Uber. La abogada del procesado apelará la decisión judicial. El pedido de procesamiento había sido efectuado por la fiscal Gabriela Fossati.

"La justicia por mano propia es un delito específico que absorbe la violencia privada cuando el autor entiende que está actuando en defensa de algo legítimo", explicó la fiscal a El Observador. En este caso, para aplicarla basta con que el taxista asuma que tiene ese derecho, más allá de que en la realidad sea así o no, según explicó.

Según el taxista, Uber está robando su trabajo, explicó la fiscal. El Código Penal establece en su artículo 198, que ejerce justicia por mano propia el que, "con el fin de ejercitar un derecho real o presunto, se hiciera justicia por su mano, con violencia en las personas o las cosas"; la pena es una multa que oscila entre las 20 UR y las 800 UR (entre $18.000 y $720.00), por lo que en ningún caso puede ser procesado con prisión, aclaró la fiscal.

El taxista siguió con su auto, desde Plaza Independencia hasta Carrasco, a un vehículo de Uber, que terminó bloqueado entre varios taxistas en Arocena y Otero. Fossati dijo a El Observador que las pruebas son suficientes para imputar este delito. La fiscalía analizó los GPS de ambos vehículos y comprobó que habían realizado el mismo recorrido. Además, a través de filmaciones de celulares, una de la víctima y otra de un taxista, se comprobó que al llegar al destino, en Arocena y Otero, el chofer de Uber fue cercado por varios taxistas que le impidieron retirarse del lugar.

"La víctima grabó los hechos en un celular y lo aportó. Se ve que la persona quería retirarse y esta persona (el taxista) le decía que no, que se quedara quieto y le obstaculizaba el paso", explicó la fiscal. Así, las pruebas "son suficientes hasta por demás", afirmó.


Uber es el gran "deschavador"

Según una de las acepciones del Diccionario del español del Uruguay (Academia Nacional de Letras-Ediciones de la Banda Oriental, 2011) "deschavar" es: "poner en evidencia". Y...¡Vaya si la aplicación tecnológica creada para el transporte de pasajeros en 2009, en San Francisco, ha puesto en evidencia al gobierno nacional, al departamental, a la gremial patronal de coches con taxímetro y a los choferes de los mismos!. Hace muy poco tiempo, en enero pasado, Alvaro Moré le dijo a El País: "A todos nos va a llegar nuestro Uber" . Nosotros mismos, de alguna forma desde hace una década estamos siendo los "Ubers" del periodismo convencional.

El gobierno nacional y el departamental

La llegada de la app a Uruguay se registra a fines de octubre de 2015 http://www.elpais.com.uy/informacion/desembarco-uber-uruguay-inquieta-patronal.html y el tema ha sido tratado a nivel nacional en el Consejo de Ministros, a nivel departamental en reiteradas ocasiones con y sin ocupación del espacio del Palacio de 18 de Julio y Ejido por parte de indignados taximetristas; con y sin la presencia de los representantes y asesores legales de la aplicación; con y sin la presencia d elos medios de comunicación. Y hasta ahora, no se ha resuelto nada. El paquidérmico (por lo grande y por lo lento) aparato estatal se ha mostrado irresoluto, luego de desencajado y aunque cueste creerlo, sorprendido.

La gremial patronal y los trabajadores del taxi

Luego de una historia de décadas en la que se asentaron como un negocio monopólico, de buenas a primeras se encontraron con que se les movía el piso y el mareo producido les llevó a acciones impensadas poco tiempo atrás, del más puro estilo de la Camorra italiana teniendo como objetivo a los choferes de Uber, uruguayos comunes queriendo trabajar y generarse el sustento. Como buen monopolio tercermundista, el servicio de taxis pre-Uber iba de mal en peor en Montevideo principalmente, existiendo un denominador común en la composición del mismo: el desprecio y el olvido al consumidor.

La imposición de viajar en coches convertidos en adefesios por la colocación de una mampara cuyo único efecto comprobado es el de la incomodidad para el pasajero; el mayoritario maltrato al cliente y el muy criticable nivel de pulcritud de unidades y recursos humanos, conformaron un combo que la aparición de Uber no hizo dudar a muchos miles de uruguayos para aceptarla, preferirla, con el plus de la facilidad de la demanda del servicio y del pago.

La autoridad departamental había reglamentado y de modo cuasi perenne había hecho desaparecer el otorgamiento de matrículas, generando con ello que el valor llave de cada unidad se elevara a un precio que generalmente no tiene relación matemática con su rentabilidad pero, como dice Kesman: "es lo que hay".

Uber a nivel internacional

Donde mejores resultados ha obtenido sin dudas ha sido en su país de origen, los Estados Unidos de Norteamérica que se ha regulado en poco menos de 200 ciudades y el peor trato lo ha tenido en la mayoría de países de Europa, donde ha tenido problemas para su funcionamiento. Allí mantiene diversos litigios, pues algunos Gobiernos y taxistas consideran que existe competencia desleal. Por ejemplo, Bélgica prohibió en abril de 2014 el uso de la aplicación. Ocho meses después, Holanda y España hicieron lo mismo con UberPOP, el servicio para solicitar vehículos particulares.

La adquisición de una licencia para el transporte de pasajeros y el pago de un pequeño porcentaje de las ganancias a las autoridades locales son algunas de las normas que componen las regulaciones. Fuera de Estados Unidos, la regulación a Uber se logró en cinco ciudades: Calcuta (India), Toronto (Canadá), Londres (Reino Unido), Ciudad de Singapur (Singapur) y Ciudad de México (México). En Panamá funciona perfectamente; en Perú, dentro del caos que es el tema taxis donde la regulación es una asignatura pendiente, funciona bien; luego de muchísimos inconvenientes, protestas y encontronazos de todo tipo, está en trámite de aprobación en Chile, Colombia y Brasil, mientras que en Argentina, el gobierno macrista seguramente para no sumar otro problema al de la inflación y a la tremenda polarización política, decretó el bloqueo de la señal y la anulación de la app pero de alguna manera seguía funcionando, aunque con dificultades para pagar con VISA, aceptándose American express y Master Card.

Nuestra mirada

Coincidimos con Alavro Moré y con varios observadores y analistas internacionales que sostienen que es imposible detener los avances tecnológicos. Dentro de algún tiempo recordaremos hasta con humor estos tiempos que se viven ahora. No hay dudas que esta vez, los grandes perjudicados serán los patrones y empleados del taxímetro, como antes por otras razones lo fueron los empresarios textiles; lo están siendo también los inmobiliarios y los de viajes y turismo convencionales. Ni que hablar de la industria de la hospitalidad con aplicaciones primas hermanas de Uber como por ejemplo Airbnb.

Uber vino para quedarse, no solamente a Uruguay.

Portal de América