Buscar
12:26h. Viernes, 17 de Agosto de 2018

TELEMUNDO

¿Cómo es andar en bicicleta por Montevideo?


La periodista Iliana da Silva presentó un informe sobre ciclovías y su respeto en la ciudad, para lo cual también entrevistó al intendente de Montevideo Daniel Martínez.

La bicicleta es un medio de transporte cada vez más extendido en Montevideo, pero ¿están dadas todas las condiciones para moverse en dos ruedas con seguridad? La periodista de Telemundo Iliana da Silva presentó un informe al respecto.

La Intendencia de Montevideo quiere fomentar el uso de la bicicleta, y con ese propósito se están construyendo ciclovías, bicisendas y sendas con velocidad compartida. La bicisenda se construye en la acera y es una vía de doble circulación que no afecta la movilidad en la calzada; la ciclovía es un carril especial para bicicletas en la calle, en que no se puede estacionar; y la ciclocalle es en la que pueden circular ambos vehículos, y se le pide a los conductores de autos que circulen a 30 km por hora.

Actualmente hay en la capital 34 km y medio en diferentes modalidades para poder circular en bicicleta. Estos kilómetros ciclables están concentrados más que nada en la Ciudad Vieja, en el Parque Rodó, en Palermo; también en el Cordón, donde hay un circuito para los estudiantes, otra en la Comercial y en Carrasco.

Todo esto ha generado ya mucha polémica. La pregunta es cuánta gente elige ir a trabajar en bicicleta. Se calculan 47.472 viajes en bici por día, un estudio realizado en 2012 por el BID. Las diferentes organizaciones vinculadas con la bici le están pidiendo a la IM que lo actualice.

La normativa vigente exige a quienes anden en bici que usen casco, chaleco reflectivo, espejo retrovisor, bocina y luces delanteras y traseras.

En el blog Cosas Que Pasan en la Ciclovía filmó un video con GoPro en que muestra lo que le sucede a diario en sus viajes por la ciudad:

No hay un respeto por la ciclovía en la capital. Iliana da Silva conversó con Daniel Martínez, el intendente de Montevideo y reconocido ciclista, quien dijo que ha recibido insultos por la calle, a pesar de que nadie lo reconoce por todo el equipamiento que usa, simplemente por ir en bicicleta. Dijo que la utilización obligatoria del espejo en la bici no tiene sentido porque no sirve. “Hay mucha gente que siente el derecho de que si le molesta está mal”, afirmó. La idea de Martínez es duplicar los kilómetros ciclables en la ciudad y analizar un reglamento nuevo junto con la Unidad Nacional de Seguridad Vial.